Complacencias

1-877-354-3646

Consejos Saludables

Trucos para adelgazar sin hacer dieta

Intenta comer y cenar en casa: Comer sano en un restaurante, en lo que a nivel de calorías se refiere, resulta cuanto menos complicado. Un apetecible menú hace que pidas entrantes, principal, postre y café. Si por trabajo este truco te resulta imposible ponerlo en práctica, intenta llevarte la comida. Así sabes que cantidad y que ingredientes consumirás.

Platos de postre: Comer en platos pequeños, no hace falta que sean los microplatos que acompañan a las tazas de café, hará que tu vista engañe a tu estómago. Este truco te ayuda a reducir la cantidad de comida que ingieres, al mismo tiempo que se crea una sensación saciedad visual.

Ir al supermercado con una lista previa: Las estanterías de los supermercados están repletas de tentaciones muy apetecibles, pero con muchas calorías. Por eso, además de controlar el gasto del hogar, una lista te ayuda a privarte de todos esos caprichos que no ayudan a mantener la silueta.

Dormir la siesta después de comer: Esta tradición no es nada saludable. Entre la comida y la siesta deben transcurrir al menos 30 minutos. De lo contrario, tu cuerpo utiliza los alimentos en forma de grasa y no como energía. Esto mismo ocurre por la noche. Si cenas tarde intenta retrasar la hora de ir a dormir.

No comer delante de la computadora o de la televisión: Siempre que puedas evitar comer en tu puesto de trabajo o poner la televisión durante la comida, hazlo. Distraer la mente en este sentido no es nada saludable, ya que pierdes el control de la cantidad de comida que ingieres.

Comer cinco veces al día: Suprimir el desayuno, la comida o la cena provoca un resultado totalmente distinto al esperado. Los especialistas recomiendan comer al menos hasta en cinco ocasiones, ya que acelera el metabolismo y ayuda a regular la cantidad ingerida.

En los desayunos, sustituye la mantequilla. Si estás acostumbrado a desayunar pan con mantequilla, intenta sustituir este último componente por aceite de oliva.

Consume té verde antes de hacer deporte: Esta bebida contiene un alto porcentaje de cafeína por lo que ayuda a quemar grasa con mayor facilidad. Si la bebida no te resulta agradable, los herbolarios venden pastillas naturales con el mismo ingrediente que producen efectos muy similares.

Trozos grandes de fruta: Puede parecer un sinsentido, pero no lo es. Si ingieres los alimentos en trozos pequeños te resulta más fácil masticarlos y, por lo tanto, comes más cantidad y con mayor rapidez. Al cortar los trozos más grandes, se crea una sensación de pesadez en el estómago que, en definitiva, hará que comas menos.

Toma al menos dos litros de agua al día: Beber mucha agua hace que elimines más toxinas. Además, rebaja la ansiedad por comer y engaña al estómago.

Masticar chicle: Es una de las prácticas que eleva tu metabolismo hasta en un 20%. Además, elimina la ansiedad por ingerir comida y engaña a las papilas gustativas. Eso sí, los chicles deben ser sin azúcar.

 

Fuente: Que.es

A %d blogueros les gusta esto: